segunda-feira, 25 de julho de 2011

“Relaciones entre Economía, Econometría y Epistemología: La visión de Hayek”


Comentario de Ricardo Raúl Gutiérrez

Departamento de Economía. Universidad Nacional del Sur.

El trabajo de Navarro sobre la visión de Hayek, se centra fundamentalmente en la relación de la Economía con la Econometría, y adicionalmente con la Matemática. La discusión epistemológica aparece sólo subsidiariamente, cuando las conclusiones lo hacen necesario.

El autor puntualiza  que el rechazo de Hayek al uso de la econometría, se refiere a la econometría primitiva, una creación de la economía del Siglo XX impulsada fuertemente por el pensamiento  proactivo de los seguidores de Keynes. Las referencias que se mencionan respecto a William Petty y a los institucionalistas americanos, resultan claramente explicativas de que no se confunde econometría com estadística, error en que Hayek parece haber incurrido en el cénit de su carrera como pensador social.

La mención de los adelantos de la econometría, que  claramente son pasos significativos en el desarrollo de la misma, dan una claro panorama de la situación actual; y se postula que ello aproximaría la concepción de Hayek a la econometría y al uso de los modelos econométricos. Esta situación no aparece como tan clara, ni indiscutible.

Puede interpretarse que las objeciones de Hayek a la utilización de la econometría, a que la misma utiliza fundamentalmente agregados. Y utilizar agregados para explicar, no tiene consideración posible a partir de los postulados filosóficos fundamentales en los que Hayek funda el conocimiento, al menos el conocimiento social y por ende el económico. Su rechazo parece una reacción lógica a partir del “individualismo metodológico” a partir del cual Hayek razona. En este contexto, un agregado puede ser útil para describir alguna cuestión, pero no puede encontrarse  poder explicativo en la relación entre agregados.

Además, como Hayek va a rechazar sistemáticamente la acción del estado; y el intervencionismo de corte keynesiano utilizó los modelos econométricos como un instrumento para dar racionalidad a la acción estatal; Hayek encontraba dos enemigos que atacar: la econometría y el intervencionismo.  Ambos iban juntos en mucha de la discusión que se planteaba en la arena política y académica; y además existía um optimismo (y  también una soberbia quizás desbordante) respecto a las posibilidades de éxito después de lacuarta década del siglo. No es extraño que quien, desde los fundamentos de su concepción, no aceptaba ni una ni otro, tuviera un rechazo permanente y ostensible.

Si resulta cierto que los aspectos subjetivos o ideológicos, determinan los fundamentos a partir de los cuales se realiza el pensamiento abstracto y la acción política, claramente Hayek no tenía muchas opciones; y probablemente sus objeciones  tendrían una expresión actual, a pesar de los evidentes progresos de la econometría y a que hoy está menos vinculada a la concepción intervencionista.

De cualquier manera, no resulta muy probable que las objeciones de Hayek hayan precipitado los mejoramientos en la econometría ( obviamente compartidas, como podría deducirse de las conclusiones del trabajo). Mas bien podría pensarse que estos mejoramientos son reacciones a la necesidad de tener respuestas a los problemas de la realidad.

En un orden cercano, Navarro menciona que  Hayek acepta la matemática como metodología idónea para comprender. Sin embargo, la utilizó en muy pocas ocasiones. Dada la potencia lógica del razonamiento matemático, y la pretensión de racionalidad que ha manifestado siempre la escuela austríaca, esta situación queda como una incógnita. La matemática se manifiesta como una metodología segura de razonamiento lógico que evita la aparición de hipótesis ad hoc, muchas veces implícitas, práctica que há sido corriente en muchos de los desarrollos del pensamiento económico. Es cierto que para obtener resultados matemáticos se hacen necesarias condiciones explìcitas restrictivas a los fenómenos económicos, y ello puede haber significado considerarla de poca operacionalidad. Es difícil postular que sea ignorancia.

En el trabajo se hace referencia a la concepción de  Hayek de las instituciones sociales y a su evolución (en nota), estableciendo que ello lo diferencia del reduccionismo neoclásico. Si bien el hacer um análisis de esta cuestión no es objeto del trabajo, el tema es mucho más complejo de lo que la afirmación sugiere.

Similar situación se presenta respecto a las observaciones de su concepción de la psicología del individuo, la relación de las ciencias sociales con las naturales, la diferenciación de ciencias sociales y morales. De toda estas temáticas, existe una profusa bibliografía, que resulta pertinente para desarrollar mayores precisiones. Sobre todo cuando se pretende establecer la validez de las leyes económicas y la utilización de las mismas para fundar (o denegar) la política económica.

BACIC, Uros. Naturaleza de la ley económica. Concepto de necesidad y validez gnoseológica. Técnica y  Economía. Instituto Tecnológico del Sur. Bahía blanca. 1950.

GUTIERREZ, Ricardo. Teoría económica, política económica e ideología. Estudios Económicos. Nro. 7/8.Departamento de Economía. UNS. Bahía Blanca. 1986.

HODGSON, Geoffrey M. Hayek, evolution, and spontaneous order. En MIROVSKI, Philip.(ed.).  Natural images in economic thought. Cambridge University Press. Cambridge. 1994

Nenhum comentário:

Postar um comentário